LA PASTA EN EUROPA

Pasta en Europa

La pasta en el viejo continente está, a día de hoy, claramente influenciada por la pasta italiana. No obstante, si analizamos las distintas zonas europeas encontramos  diferentes tipos de pastas, la mayoría rellenas y cocidas. 

Europa

Norte 

Empecemos por el norte de Europa, con una gastronomía caracterizada por los guisos de carnes. Platos con bastante grasa, bien cargaditos de calorías para sobrellevar esas bajas temperaturas. 

En estos países encontramos platos como el Palt sueco, bola de masa de patata y harina, rellena generalmente de carne que se consume hervida o el karjalanpiirakat finlandés , pastel de trigo y centeno relleno de arroz y mantequilla.  En general se trata de recetas bastante contundentes.

Podéis informaros más sobre el Palt aquí

bollitos

Central

Si repasamos Europa central, donde la gastronomía también destaca por su elevado índice calórico,  merece la pena mencionar los pierogi polacos (pasta rellena que se suele cocer y servir con mantequilla) , el Knödel alemán (masa elaborada con harina o patata y rellena) o el Halušky eslovaco (pasta de patata y harina similar al gnocchi).

pierogi

Este

Buscando referencias en Europa del este encontramos diferentes tipos de pasta tradicionales con gran parecido a los gnocchis, aunque también hay platos similares a la lasaña como la musaka búlgara (receta derivada de la original palestina) en la que sustituyen la pasta por patata. Destacamos esta receta de musaka

gnocchi

Sur

Finalmente nos centraremos en el sur de Europa. Italia es el rey de la pasta seguido muy de cerca por Grecia, que ocupa el segundo puesto en el consumo de ésta.

Los platos italianos de pasta por excelencia son la lasaña, los espaguetis, distintos tipos de macarrones, los gnocchis y las pastas rellenas. A partir de estas bases surgen infinidad de variaciones dando lugar a más de 100 tipos distintos. 

Como la mayoría de estos platos ya los habréis probado, nos interesa que conozcáis un tipo de pasta que es mucho menos común, el puntalette. Tiene forma de grano de arroz y es muy habitual en los falsos risottos que tan de moda están últimamente.

falso risotto


Si le echamos el ojo a Grecia vemos dos tipos de pasta muy comunes y no tan conocidas en España. El primero es el Hilopites, que es una pasta cortada en cuadrados pequeños, con la novedad de que es una pasta fresca al uso (harina y huevos) a la que añaden leche. Gran receta.

Otra receta curiosa, de la que probablemente no hayáis escuchado hablar, es el trajana, elaborada a partir de trigo fermentado y que se toma cocida en caldo con queso feta cortado en cuadraditos.

Grecia

Tras este repaso, nos queda la sensación de que, por una parte, la mayoría de pastas se elaboran con harina de trigo. Por otra parte, las pastas tradicionales en Europa, fuera de las italianas, se parecen mucho a los dumplings asiáticos, sólo que sin salsas de soja o derivadas de ésta. Por último, observamos que la patatas se añaden a bastantes pastas debido a su cultivo tan extendido.

Esperamos haberos descubierto algún plato y que os animéis a elaborar alguna receta.

¡Saludos familia y que viva la pasta!