TIPOS DE CEREALES: EL TRIGO

Conoce algunas de las particularidades del trigo, el cereal más utilizado para la elaboración de pasta.

planta del trigo
Planta del trigo

HISTORIA DEL TRIGO

El trigo junto con la cebada, la avena y el centeno fueron los cereales más cultivados y consumidos históricamente en Oriente próximo y Europa.

Gracias a la proteína del gluten, el trigo produce una pasta elástica que sirve para elaborar panes tiernos y esponjosos. Fue el cereal más importante en las antiguas civilizaciones mediterráneas. Se transportó y comenzó a cultivarse en América desde el siglo XVII. Su cultivo es frágil en zonas húmedas y cálidas y por lo general crece mejor en climas secos.

¿Sabías qué durante la edad media, este cereal estaba reservado para las clases sociales más pudientes?

Si quieres saber alguna curiosidad más acerca de la dieta de nuestros antepasados, pincha aquí.

ACTUALIDAD

Favorecido por la evolución, hoy en día existen más de 30.000 tipos de especies de trigo. Los dos tipos más comunes en el mundo antiguo eran el emmer y el durum.

Hoy en día se cree que casi el 90% de los tipos de este cereal que se cultivan es trigo de pan hexaploide, lo que quiere decir que en su núcleo poseen seis series de cromosomas iguales. El otro 10% restante es trigo duro cuya producción es destinada a la producción de pasta.

El trigo duro es el más importante de los trigos tetraploides, es natural del Oriente Próximo y se extendió al Mediterráneo gracias al Imperio Romano.

En zonas con condiciones semiáridas los granos de trigo tienen una composición más vítrea, mientras que en aquellos lugares cuyos climas son más húmedos, el grano contiene más almidón lo que le da una protección extra.

Si quieres saber algo más acerca de algunas de las aplicaciones que tiene la pasta de trigo en la actualidad, pincha aquí.

ALGUNAS VARIEDADES

Trigo duro: adaptado a climas húmedos y utilizado para panes, bulgur, cuscús, injera y otras elaboraciones. En la actualidad Italia es su mayor productor.

Emmer: fue una de las variedades que empezó a cultivarse primero. Crece en climas más cálidos y fue la variedad predominante en las zonas de Oriente Próximo, norte de África y Europa. En Italia, esta variedad es conocida como farro.

Carraón: cultivado en Francia y la región de los Alpes para elaborar gachas locales. Se cree que con mucha probabilidad fue este tipo el que comenzó a cultivarse hace 10.000 años. Tiene un alto porcentaje de proteínas y crece mejor en condiciones frescas. No sirve para hacer pan puesto que su gluten es demasiado fluido y pegajoso.

Kamut: significa trigo en egipcio. Su producción se extendió tras la segunda guerra mundial. Su grano es de mayor tamaño y tiene un alto contenido de proteína. Su gluten es más apropiado para la elaboración de pasta que para la producción de panes.

Spelt: en Alemania es conocido como dinkel, allí se cultiva desde hace miles de años. Es conocido por su alto contenido en proteína (17%) y es utilizado para hacer sopas y panes.

¡Saludos familia y que viva la pasta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *