LA PASTA EN EUROPA

Pasta en Europa

La pasta en el viejo continente está, a día de hoy, claramente influenciada por la pasta italiana. No obstante, si analizamos las distintas zonas europeas encontramos  diferentes tipos de pastas, la mayoría rellenas y cocidas. 

Europa

Norte 

Empecemos por el norte de Europa, con una gastronomía caracterizada por los guisos de carnes. Platos con bastante grasa, bien cargaditos de calorías para sobrellevar esas bajas temperaturas. 

En estos países encontramos platos como el Palt sueco, bola de masa de patata y harina, rellena generalmente de carne que se consume hervida o el karjalanpiirakat finlandés , pastel de trigo y centeno relleno de arroz y mantequilla.  En general se trata de recetas bastante contundentes.

Podéis informaros más sobre el Palt aquí

bollitos

Central

Si repasamos Europa central, donde la gastronomía también destaca por su elevado índice calórico,  merece la pena mencionar los pierogi polacos (pasta rellena que se suele cocer y servir con mantequilla) , el Knödel alemán (masa elaborada con harina o patata y rellena) o el Halušky eslovaco (pasta de patata y harina similar al gnocchi).

pierogi

Este

Buscando referencias en Europa del este encontramos diferentes tipos de pasta tradicionales con gran parecido a los gnocchis, aunque también hay platos similares a la lasaña como la musaka búlgara (receta derivada de la original palestina) en la que sustituyen la pasta por patata. Destacamos esta receta de musaka

gnocchi

Sur

Finalmente nos centraremos en el sur de Europa. Italia es el rey de la pasta seguido muy de cerca por Grecia, que ocupa el segundo puesto en el consumo de ésta.

Los platos italianos de pasta por excelencia son la lasaña, los espaguetis, distintos tipos de macarrones, los gnocchis y las pastas rellenas. A partir de estas bases surgen infinidad de variaciones dando lugar a más de 100 tipos distintos. 

Como la mayoría de estos platos ya los habréis probado, nos interesa que conozcáis un tipo de pasta que es mucho menos común, el puntalette. Tiene forma de grano de arroz y es muy habitual en los falsos risottos que tan de moda están últimamente.

falso risotto


Si le echamos el ojo a Grecia vemos dos tipos de pasta muy comunes y no tan conocidas en España. El primero es el Hilopites, que es una pasta cortada en cuadrados pequeños, con la novedad de que es una pasta fresca al uso (harina y huevos) a la que añaden leche. Gran receta.

Otra receta curiosa, de la que probablemente no hayáis escuchado hablar, es el trajana, elaborada a partir de trigo fermentado y que se toma cocida en caldo con queso feta cortado en cuadraditos.

Grecia

Tras este repaso, nos queda la sensación de que, por una parte, la mayoría de pastas se elaboran con harina de trigo. Por otra parte, las pastas tradicionales en Europa, fuera de las italianas, se parecen mucho a los dumplings asiáticos, sólo que sin salsas de soja o derivadas de ésta. Por último, observamos que la patatas se añaden a bastantes pastas debido a su cultivo tan extendido.

Esperamos haberos descubierto algún plato y que os animéis a elaborar alguna receta.

¡Saludos familia y que viva la pasta!

Asia

LA PASTA EN EL MUNDO

Cuando hablamos de pasta, a todos nos viene a la mente nuestros amigos italianos, pero no, hoy no vamos a hablar de ellos, como mucho los mencionaremos. Así que vamos a entrar en materia, ¿qué es la pasta?. La pasta no es más que una mezcla de harina (habitualmente de trigo), agua y, en ocasiones, huevo. 

Algo que no todo el mundo sabe es que la receta tradicional italiana se hace con semolina, la cual tiene un grano más grueso que la harina común. Pero, vaya, resumiendo, la harina de trigo no deja de ser sémola más molida.

¿Por qué se usa la harina de trigo?

La razón es bien simple, el gluten, conocido archienemigo de los celíacos. El gluten permite que la masa se desarrolle, lo que quiere decir que le aporta elasticidad, importante para que pueda estirarse sin romperse.

Pero no todo el mundo usa harina de trigo, ¿no?

Según la creencia popular, la pasta llegó a Europa de la mano de los pueblos árabes, puedes informarte más aquí. Tanto si vino de Asia como si no, lo cierto es que allí existen muchos tipos de pasta y es muy protagonista.

La pasta en Asia

asia

Si nos centramos en China encontraremos multitud de pastas distintas, la mayoría hechas con harina de trigo o de arroz. 

Uno de los platos de pasta chinos más famosos lo encontramos en la región de Cantón, situada al sur de China, los dim sum. Son unos platos pequeños, normalmente de bocado, y hay miles de variedades. Además, se puede preparar cocidos, al vapor, a la plancha o fritos, y pueden estar rellenos de casi cualquier cosa, incluso dulces. La variedad de dim sum más famosos son los jiaozis, similares a una empanadilla, rellenos de carnes y verduras.

dumplings

Otro de los dim sum más conocidos son los wonton, habitualmente consumidos dentro de una sopa, preparados una pasta parecida a los raviolis y rellena de carne, vegetales o mariscos. 

Dentro de los formatos de pasta china no rellena destaca el chow mein, hecho a partir de noodles de trigo (mein). Estos noodles se consumen acompañados con verduras y carnes o mariscos. El chow mein es la versión china de los yakisoba japoneses.

Tradicionalmente, los fideos eran de trigo, pero los pueblos del sur y del este donde se cultivaba arroz se adaptaron al recurso del que disponían. Por eso en esas zonas son típicos los fideos de arroz y se preparan en sopas, ensaladas o fritos. 

noodles

Si giramos un poco la cabeza y miramos a nuestros amigos nipones veremos que tienen una gastronomía en la que la pasta también tiene un gran peso. Los principales platos de pasta japoneses son las gyozas, empanadillas (como los jiaozis chinos) generalmente rellenas de carne con verduras aunque admite multitud de variedades, y que se cuecen al vapor para después pasar por la plancha y aportar un toque crujiente.  

gyozas

Los noodles japoneses tienen varias versiones muy conocidas donde destaca el ramen. Este plato está compuesto por fideos con una sopa de miso o soja además de huevo cocido, naruto (pasta de pescado similar al surimi), vegetales y carnes. 

El origen de este plato parece ser chino, se servían unos noodles con un caldo hecho con huesos que, posteriormente, se mejoró en Sapporo, dando lugar a la primera versión de lo que hoy conocemos como ramen.

ramen

Otro plato con fama mundial son los soba y yakisoba. Se trata de unos noodles que se preparan, a que no adivináis con qué, pues sí, con verduras y carnes. La diferencia entre ambos es que los soba están hechos con harina de trigo sarraceno mientras que los yakisoba son de trigo.

Además de China y Japón, la pasta tiene una gran importancia en casi todos los países asiáticos. Desde Tailandia y su archiconocido pad thai hasta la sopa de fideos vietnamita Bánh canh

pad thai

Con esto damos por cerrado un pequeño repaso a las principales recetas de pasta asiáticas sabiendo que nos hemos dejado en el tintero muchísimos grandes platos. Si echáis alguna receta en falta dejadnos comentarios para tratarlas en los siguientes post.


¡Saludos familia y que viva la pasta!